Danza y moda: pasos con textura.

En la historia de la moda, la danza siempre ha marcado cierta influencia, principalmente del ballet. Todos ubicamos las faldas en tul, los "flats" tipo "ballerina" y las blusas o "bodys" ceñidos al cuerpo como leotardos.

Muchos diseñadores han creado el vestuario para diferentes compañías de danza. Balmain y Lacroix para presentaciones en la ópera de París, Issey Miyake para el "American Dance Theater" y tantos otros.

Mi atracción por la estética y el arte desde niña, por supuesto me hacía admirar el baile; pero mi camino fue diferente. A los trece años buscaba clases de jazz o danza contemporánea y me encontré con el Polinesio, principalmente Hawaiano y Tahitiano. En mi primera clase conocí a la que se convertiría en mi maestra de danza durante los próximos al menos 18 años, la Profesora Clara Snell, directora del Ballet Bali Hai y quizás mi primer figura cercana como diseñadora.

En ese entonces aunque me pasaba por la cabeza dedicarme a la moda, algo en mí no se atrevía a creerlo posible. La danza se convirtió en mi principal pasión y forma de expresión artística. Bali Hai me enseñó a creer en mí. En ese entonces la filosofía de esta compañía se basaba en la frase de: "Si eres capaz de soñarlo, eres capaz de hacerlo".

Mientras escribo estas líneas, recuerdo, que fue a partir de que comencé a bailar; que empecé a dibujar más vestidos en mis cuadernos, y a los dos o tres años incluso me atreví a mostrarlos a amigas. Me encantaba tratar de trazar telas en movimiento o miles de detalles florales. Y aunque era muy feliz cuando me compraban ropa, la emoción nunca fue tan grande como la que sentía en aquellos días de entrega de vestuario.

Tuve la suerte de estar en un ballet con una directora sumamente estética y profesional no sólo en la danza sino en todo lo que la vestía. La profesora Clara Snell diseñaba todos y cada uno de los looks que acompañaban cada baile. Los vestuarios de Bali Hai desde entonces estaban llenos de detalles, las bailarinas nos convertíamos en princesas hawaianas, llenas de flores de seda, o en diosas tahitianas cubiertas de telas  con movimiento y "mores" ( la típica falda relacionada este tipo de baile) . Mi primer contacto con el diseño fuera de las revistas  fueron estos trajes. Estas piezas entre plumas, caracoles, cuentas y materiales naturales; te invitaban a viajar a las islas y a vivir diferentes sentimientos expresados en las coreografías. 

Quizás al leerme podrás pensar en el disfraz de hawaiana que te pones para la fiesta tipo luau; pero de verdad nuestro vestuario no tenía nada que ver con eso. Cada año la profesora Clara Snell nos sorprendía con al menos un nuevo diseño. Hoy en día veo videos de Bali Hai y constantemente admiro los trajes que portan los bailarines, se nota una clara dirección artística, misma que ha llevado al ballet a ganar competencias y representar a México en el extranjero en varias ocasiones.

Y sí, todo esto ha influenciado mi trabajo como diseñadora. Desde mi pasión por las flores en todos sus estilos, hasta, en ocasiones, el querer resaltar la cadera. También tiendo a buscar un ritmo o equilibrio visual y al hacerlo suelo imaginar cómo se vería en movimiento. 

Por supuesto la influencia no fue sólo a nivel estético. La danza me dio confianza en mí misma, me enseñó a buscar hacer realidad lo que soñaba. Me inculcó valores y hábitos como el trabajo, la disciplina, la perseverancia, la humildad, la paciencia.

Los bailes cuentan historias y emociones que es necesario dejarte sentir e imaginar que ves, tocas y casi hueles para poder interpretarlos. Este proceso de visualizar de forma tan profunda, hasta hoy en día me ayuda a crear. Me gusta conocer las historias de mis clientes como si fueran la letra de una canción que bailarán y donde yo diseño el vestuario.

Bali Hai, además me ha apoyado en mi crecimiento actual como diseñadora. La directora confió en mí para un gran proyecto:

En el año 2017 tuve el privilegio de ser invitada a  colaborar con la directora Clara Snell en el diseño de vestuario para un baile llamado "Nani Mau Loa". Con esta coreografía Bali Hai representó a México en Hawaii en el 2018 durante las festividades del festival "Merrie Monarch" . Esto fue un gran reto para mí, yo comenzaba como diseñadora independiente y tenía que lograr dar algún toque especial al traje, pero sin romper los estándares que me marcaba la directora como siluetas ideales para el tipo de baile, con influencias de la época en que Hawaii tenía una monarquía y los nativos adoptaron la vestimenta de la misma inclusive para bailar. Mi propuesta fue más sobre los materiales, el tipo de corte y la aplicación de bordados.

Más de 24 bailarinas con el mismo vestido en charmeuse y tul italiano,  godettes y transparencias con bordados aplicados. Llegué a estresarme de verdad, pero el día que entregamos los vestidos y las vi bailar, fue maravilloso! Ver un vestido que imaginas hecho realidad  es hermoso, pero verlo moverse al ritmo de una melodía  donde las emociones son pintadas por cada detalle seleccionado, es simplemente mágico. Las bailarinas además dan una vida increíble a las prendas.

Dato curioso: Yo también fui invitada a bailar en esa ocasión. Esa fue de hecho la última vez que bailé en público. Qué hermoso regalo poder hacerlo con un traje donde yo también puse mi trabajo. 

Otro dato curioso: durante muchos años bailé la canción que representa las bodas hawaianas, quizás desde entonces se anunciaba que me dedicaría a hacer vestidos de novia.

En el 2019 el ballet me apoyó realizando una hermosa presentación de danza,  al terminar, lo que fue mi primer desfile en México en el Palacio de Hierro Polanco. Necesitaba sentirme cobijada y como siempre mi familia Bali Hai estuvo ahí. 

A veces a solas vuelvo a tratar de bailar, por el simple gusto de sentirlo. Esas emociones siguen inspirándome, y si me pierdo me hacen reencontrarme. Constantemente como emprendedora recuerdo todos los hábitos de la danza que me ayudaron a crecer como bailarina, esto siempre me ayuda a superar dificultades. Sólo conozco tres formas de estar muy ausente en el mundo y muy presente en mí: amar, diseñar y por supuesto, bailar.

Si quieres conocer más sobre el Ballet Bali Hai y todos los cursos que hoy en día propone, visita su página: https://www.balletbalihai.com

1 comentario

Clara Snell

Solo puedo sentir orgullo de formar parte de tu historia.
Gracias por materializar en una hermosa profesión como la tuya tantas y tantas horas e historias en Bali Hai.
Éxito siempre mi hermosa Déborah ♥️

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados