Love is love! Bodas igualitarias y diseño personalizado.

Recientemente, tuve el placer de entregar un par de looks de boda muy especiales para Danya y Caro. Ellas conforman una pareja, que considero, que hoy más que nunca, inspira a pensar en dos cosas muy importantes: el ser único y auténtico.

Este tipo de bodas llamadas igualitarias, gay, o entre un mismo sexo; sigue siendo en México algo muy nuevo, y aunque en la normalidad no debería hacerse distinción alguna; el ayudar a romper ciertos estigmas merece hacer una mención especial.  

Un artículo referente al tema del sitio bodas.com.mx señala: "Según datos del INEGI, en 2018 se registraron 3,359 matrimonios del mismo sexo (44.3% entre hombres y 55.7% entre mujeres). La cifra sigue siendo baja, pues no representa ni siquiera el 1% del total de matrimonios celebrados al año. Sin embargo, hasta la fecha, más de 15 mil parejas del mismo sexo ya han pasado por alguna de las oficinas de Registro Civil de cualquier parte de la República."  Increíble, casi sólo una de 5 de estas parejas se atreve a celebrar su amor y unión de forma libre y a su manera.

En realidad todo esto no lo concienticé cuando la hermosa Frida Sahaguns, que siempre me ha apoyado, trajo a Danya y Caro a mi puerta. Simplemente me enamoré del proyecto porque ellas querían cosas diferentes y especiales, buscaban lo que yo más amo hacer, diseños personalizados y únicos. 

Caro optó por un vestido tipo kimono de perlas con transparencia para llevar sobre un Jumpsuit en crepé ivory. Este diseño lo habíamos sacado antes en rosa pero la sensación fue completamente diferente con el cambio de color. Hicimos algunas adaptaciones en el jump para que la silueta fuera más cómoda para Caro y contrastamos más el material del cinturón para resaltar su cintura. El resultado, una novia femenina, pero fresca, ligera, actual y moderna. Y así se percibe Caro cuando la tratas, tiene una personalidad muy única y me he convertido en su fan porque ella es escritora.

Para Danya mezclamos varias piezas de su propio universo. Un estilo dandi elegante pero moderno, con un toque vintage en el corte del chaleco y la adaptación para cargar su reloj de bolsillo (hermosa pieza antigua regalada por su novia y con una inscripción personalizada). Agregamos además unos tirantes en colores que combinaban con sus zapatos tipo Oxford en azul y resaltaban, además de su originalidad y alegría, el color de sus ojos. El toque final fue un gazné en azul que marcó la fuerza de esta novia. Hablamos de prendas que representarían algo estricto, pero Danya es relajada y ese toque lo logramos con los materiales. Un crepé de punto suave y stretch para el traje, y por debajo un t-shirt 100% algodón con mangas cortas y drapeadas.

   

El elemento sorpresa que unió a ambas fue que cada una llevaba en el escote de la espalda, unas guías de perlas colgando.

Definitivamente estos outfits fueron únicos, diferentes, y yo fui muy feliz al escuchar que ellas se sentían cómodas y contentas en ellos.

Así como sus looks también pude percibir como su historia estaba llena de detalles: una entrega de anillo fuera de serie, viajes y vivencias que las hacen especiales. Tuve la fortuna de poder seguir en línea momentos de su boda, música jazz, una terraza que te permitía escapar, todo cosas que les pertenecían de una forma muy auténtica. Qué inspirador que en un mundo cada día más individualista, dos personas no sólo se atrevan a comprometerse y crear una vida juntas, sino que además lo hagan rompiendo convencionalismos , siendo muy ellas y expresando su amor de forma libre. 

Tomo esta hermosa experiencia para decir a las parejas del mismo sexo, a las parejas no convencionales, a las parejas típicas que tienen miedo de ser demasiado normales,  a las personas cuya vida no es en pareja; no se trata de seguir un camino trazado, se trata de hacerlo a su manera y enamorarse de su personalidad única y auténtica.

Porque el amor se siente, no se define, o como bien dicen por ahí: "Love is love".

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados